Casa Decor

Barcelona, 2012

 

Mi primer Casa Decor, y con mucha pena el último porque decidieron no realizar ninguno más en la ciudad de Barcelona. 

La organización de Casa Decor te adjudica el espacio (se paga por m2) y te dicen qué debes diseñar. Participé, pero con el espacio más pequeño de todo el edificio y me asignaron diseñar un baño… Eran pocos metros y el espacio tenía la particularidad de ser rectangular, estrecho, con balconera y una puerta en diferentes paredes. Sólo tenía una pared totalmente disponible. Conclusión: tenía un espacio complicado y quería ser original con un baño… ¡¡¡¡Todo un reto que quería afrontar!!!!

El nombre del stand: “Relatividad” y el concepto: Diseñar un baño integrado.

Mi inspiración, sacar el máximo provecho del mínimo espacio y diseñar un baño que sorprendiera por su integración, por el aprovechamiento de los huecos y su simplicidad. Crear un espacio que se vive de forma “relativa” al usuario, pudiendo funcionar como vestidor, baño de cortesía, suite… Y a la vez, sin abrir los muebles, puede vivirse como un salón, una zona relax o el hall de un hotel.

Diseñar en relación con las limitaciones reales para poder realizar las necesidades deseadas. Realizar, relativizando realidad y deseo. Lo deseable en un baño es que sea espacioso y el desafío integrar con gusto el sanitario, que a su vez es la parte indispensable. Lo solucioné con el sistema de integración del sanitario en el mobiliario o en las paredes, lo cual abre un nuevo abanico de posibilidades, ya que nos permite integrarlo todo: sanitario, lavamanos, zona de maquillaje…incluso, la ducha y la bañera.

Mi filosofía es diseñar a medida, no me amoldo a estándares ni a marcas, ni a lo realizado habitualmente. Sólo a las necesidades del cliente o a mis propias ideas. Fabricar sueños es posible, gracias a la relatividad 😊

Y cómo dijo Albert Einstein … “cómo no sabía que era imposible, lo hice”.

 

Proyecto publicado en:

RTVE Entrevista en la 2

Hoyonline.tv

Interiores nº 155

Sala Baño nº166 

Im nº67

El punt AVUI

“Ana es un valor seguro si quieres apostar a ganar. Se ajustó a un presupuesto
difícil sin perder eficacia ni calidad en ningún momento. Una profesional
multitarea que asesoró y se implicó en todo momento para dar lo mejor para el
proyecto. Ana lo da todo en cada uno de sus proyectos, y así se siente cuando entras
en el bar. No sólo lo digo yo, también mis clientes." Roger González
Roger González
Propietario Bar Torrente